El emprendimiento social en el Perú, al igual que en los países de la región, ha ido en aumento en la medida en que los habitantes buscan solucionar los problemas que suscitan en sus comunidades, viendo la necesidad como una oportunidad, en lugar de una limitación. Cada vez son más las personas que crean organizaciones involucradas en el ecosistema emprendedor generando una fuerza creativa motivadora para el pueblo peruano, por lo que se está empezando a notar que hay un ecosistema cada vez más sólido para el emprendimiento social en el Perú.

Este tipo de emprendimiento promueve una cultura donde “Todos podemos ser agentes de cambio” para impulsar que la sociedad incida en la construcción de soluciones sociales a los problemas más apremiantes, que ahora, a causa de la pandemia, han ido creciendo. Por ello, a través de esquemas colaborativos en el que se rompen las barreras entre sectores, se pueden desarrollar proyectos innovadores y de alto impacto social con la participación y contribución de los sectores privado, académico, social y público.

En el Perú, los sectores que generan grandes oportunidades en emprendimiento social son Derechos Humanos (discriminación, inseguridad, violencia de género, derecho de los niños y la falta de acceso a servicios públicos entre otros). Educación (deficiencia universitaria y poco acceso a la educación, embarazo adolecente, alimentación escolar y comprensión lectora). Salud (salud pública deficiente, falta de infraestructura, desnutrición). Ambiente (problemas ambientales generados por la minería, deforestación, reciclaje).

A nivel de Centroamérica y Latinoamérica aún existe una importante falta de información, capacitación y de promoción de oportunidades de encuentros en persona para que los emprendedores sociales se conozcan entre sí y que la educación se enfoque en la empatía y el liderazgo colaborativo, tanto para los emprendedores como para el conjunto de agentes que componen el ecosistema (universidades, consultoras, inversores, donantes, organismos públicos, etcétera), lo que se traduce en falta de redes de apoyo que permitan escalar los emprendimientos con un mayor potencial.

Por ello es importante impulsar el trabajo conjunto con las organizaciones que apoyen este tipo de proyectos, como es el caso de Ashoka, organización global, independiente y sin ánimo de lucro que lidera la apuesta por la innovación y el emprendimiento social en el mundo, que entre el 2014 y el 2018 ha brindado soporte a 73 emprendimientos de 20 países y en 16 sectores económicos en la región. Esto ha beneficiado directamente a más de 790,000 personas y, de forma indirecta, ha llegado a 2.7 millones, creando 29.6 millones de dólares de ingresos adicionales para las familias de bajos recursos. Es claro que existe una correlación entre los países de mayor IDH y la incidencia de emprendimiento social, lo cual puede significar que estos países, a su vez, puedan ayudar a las naciones más vulnerables en el futuro, a través de su experiencia.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) ubica al Perú en el puesto 84 de la escala mundial con 0.734. El IDH es un importante indicador elaborado cada año por las Naciones Unidas y que a diferencia de otros indicadores que miden el desarrollo económico de un país, este analiza la salud, la educación y los ingresos. El IDH tiene en cuenta tres variables: vida larga y saludable, conocimientos y nivel de vida digno. Por lo tanto, influyen entre otros el hecho de que la esperanza de vida en el Perú esté en 74.28 años, su tasa de mortalidad en el 5,62‰ y su renta per cápita sea de 5,643 dólares.

Ante esta situación, es importante tener en cuenta que el emprendimiento es una de las maneras más efectivas y económicas de masificar la capacitación constante del recurso humano, proceso de suma importancia para afrontar los niveles de pobreza, ya que si bien los recursos son finitos, el aumento de las pequeñas acciones genera un resultado sorprendente cuando se suman, y esto es lo que poco a poco se ha evidenciado en el Perú. Con un ecosistema más sólido, vemos que los procesos de orientación a nuevos emprendedores están generando los resultados esperados, y las rupturas de paradigmas se están comprobando, favoreciendo al desarrollo del país.

×

Hola!

Haz click en el cuadro de abajo y estaremos contigo en un instante o envíanos un correo a info@oyarcecapital.com

×