Mucho se ha escuchado en los últimos años de la relevancia que puede ganar con los años el Blockchain, una tecnología todavía muy desconocida para muchos, pero que ya está teniendo un alto impacto en distintas industrias, incluido el mundo financiero.

¿Pero qué es el Blockchain? Ricardo Seguel, docente de la Facultad de Ingeniería  y Ciencias Universidad Adolfo Ibáñez, explica que “es una cadena de bloques de datos cifrados y almacenados de forma distribuida”.

El también director del Magíster en Ciberseguridad de la UAI explicó que en términos simples, Blockchain es una base de datos distribuida, es decir, en lugar de almacenar los datos en una sola ubicación y con un solo dueño, los datos son almacenados por varios participantes, todos mantienen una copia y comparten un registro común de todas las transacciones realizadas entre ellos”.

Los participantes, recalca Seguel, son conocidos como nodos y están conectados en una red que puede ser pública, por ejemplo Internet, o una red privada. Esta red interconectada de nodos utiliza protocolos criptográficos para el intercambio y almacén de los datos para asegurar la confidencialidad, integridad y disponibilidad de la información.

Estos datos son almacenados en una estructura de bloques, los cuales son encadenados por los nodos por medio de un protocolo de consenso en el cual se ponen de acuerdo para validar la información que un nodo está incorporando en la red, y por lo tanto, la red se basa en la confianza entre los nodos.

Asimismo, el experto explica que “cada transacción criptográfica tiene un costo de procesamiento y almacenamiento de datos, lo cual es llamado el proceso de minería y da origen a que los nodos establezcan un medio de cambio entre ellos, lo que se conoce como criptomonedas, por ejemplo Bitcoin y Ethereum, entre otros”.

Impacto en Chile 

De acuerdo a Ricardo Seguel, el impacto del blockchain aún es incipiente en Chile. “Lo que más se conoce son las criptomonedas y algunos mercados electrónicos donde se transan, pero con muy poca penetración por la falta de regulación de la industria Fintech”, dice.

En ese sentido, señala que los otros usos de Blockchain, tanto en el sector público como privado, han sido experimentales, por ejemplo en la Tesorería General de la República se implementó un piloto en 2019 para probar la tecnología y su impacto en un proceso de recaudación. “Otras aplicaciones de Blockchain en la cadena de abastecimiento, en el área legal y notarial, entre otros, es aún experimental”, agrega.

Por otro lado, el docente de la UAI indica que debido a que la pandemia ha forzado “la digitalización de muchos servicios públicos y del sector privado, los cuales han demostrado la relevancia de contar con sistemas que entreguen un nivel de seguridad mayor a los tradicionales, el Blockchain tiene un amplio espacio de utilización. Sin embargo, no todo se puede implementar con Blockchain porque implica un desarrollo de aplicaciones Web y móviles distinto al tradicional porque cambia el paradigma al desarrollo de aplicaciones distribuidas”.

Sobre las ventajas que ofrece esta tecnología en el mercado, Seguel destaca que “se ve en aquellos usos en que la aplicación de negocio se basa fuertemente en la confianza de los participantes, habilitando la no-repudiación de las transacciones, lo cual permite una mejor trazabilidad e integridad de la información, la disponibilidad y respaldo de los datos de forma distribuida”.

Sin embargo, la desventaja principal de Blockchain,”es que requiere capital humano especializado en su implementación porque tiene un desafío técnico no menor y un conocimiento acabado del caso de negocio donde se implementará.  Este es una barrera que las empresas hoy tienen para implementar Blockchain y que las universidades están abordando con programas y cursos especializados”.

Fuente: Emol.com

×

Hola!

Haz click en el cuadro de abajo y estaremos contigo en un instante o envíanos un correo a info@oyarcecapital.com

×