¿Llevas años dedicándote al Marketing y por fin decidiste emprender tu propia agencia? Sin duda puede ser una buena idea. Sin embargo, debes saber que existen diversos retos y errores que debes afrontar para evitar que tu iniciativa termine siendo una más en las estadísticas de fracasos. Enfocándonos particularmente en el caso de los errores, en esta ocasión destacamos algunos para los que se debe preparar todo aquel que emprenda con una agencia de marketing.

Según lo destaca el portal Entrepreneur, estos son algunos de los errores más comunes que cometen los profesionales que quieren emprender una agencia de marketing:

No tener expectativas adecuadas

En referencia a este primer fallo, la fuente destaca que como ocurre con cualquier otro tipo de negocio, el establecer expectativas adecuadas para los clientes de una agencia de marketing es algo imprescindible. Al comenzar a operar con la agencia no se deben hacer muchas promesas, especialmente si no se tiene la certeza de que se podrán cumplir todos esos compromisos.

Tal como destaca la fuente, es mejor dejar ir a un cliente potencial con expectativas poco realistas en lugar de cerrar una negociación y tener que lidiar con un cliente que se está llevando una mala experiencia en el camino. La honestidad es clave aquí.

Endeudarse

Por más obvio que pueda parecer el problema de endeudarse con un negocio aún muchos emprendedores no logran entender las consecuencias o efectos que ello puede provocar. En el caso de una agencia de marketing (aunque también ocurre con otros negocios), la deuda puede representar un problema para el negocio debido a las incógnitas que aún existen en torno a este nuevo esfuerzo. En un momento de crisis o en el caso de que se necesiten reducir gastos, tener ese pago fijo de un deuda puede afectar a la agencia.

Lo mejor que se puede hacer es estar libre de deudas tanto como sea posible para tener una buena ventaja al momento de comenzar.

No tener presupuesto

En un sentido similar al de endeudarse, toda agencia de marketing que inicia debe tener el presupuesto necesario para manejar sus altibajos con este nuevo negocio. Para ello es importante saber con precisión qué se está haciendo con el dinero, cuáles son los gastos y las ganancias, y hacia dónde se va todo. Entender a dónde van los recursos como el dinero es clave, pero muchos emprendedores le temen a esto.

No obstante, se trata de un elemento a tener siempre en cuenta pues, como señala la fuente, es una herramienta poderosa que da control.

No trabajar los suficiente

La libertad de convertirte en tu propio jefe es sin duda un aspecto atractivo que tiene el emprender negocios como una agencia o cualquier otro. Sin embargo, esto no quiere decir que podrás dejar de prestar atención a las cosas una vez que ya esté operando. Es necesario trabajar duro durante algunos años para lograr una posición donde se puedan dejar un poco de lado el negocio para aprovechar mejor el tiempo en otras cosas.

En ese sentido, construir una base sólida se considera crucial y entender lo que implica iniciar un proyecto como este. Si antes trabajabas 8 horas para una empresa, ahora pude que necesites dedicarle 10 horas a tu agencia. Es un sacrificio que a futuro tendrá frutos.

Intentar hacerlo todo

Finalmente, ya sea que se tenga o no el expertise, es importante contar con ayuda. Esto quiere decir que hay que sumar un equipo, una plataforma de aprendizaje, procesos e incluso un mentor si es necesario. Los emprendedores deben tratar de concentrarse en hacer crecer y administrar el negocio, mientras que delegan todo lo demás.

Una opción a la que se puede recurrir es el Outsourcing para los servicios de la empresa. Esto puede ser ideal particularmente cuando nos e tiene mucha experiencia en todas las áreas.

×

Hola!

Haz click en el cuadro de abajo y estaremos contigo en un instante o envíanos un correo a info@oyarcecapital.com

×