Cuando no hace tantos años la televisión y otros medios tradicionales eran los grandes reyes del mercado publicitario, esas plataformas podían imponer sus normas. Los anunciantes eran conscientes de que, para llegar a audiencias millonarias, no les quedaba más remedio que usar esos canales como vías para conectar con sus potenciales consumidores.

Cuando no hace tantos años la televisión y otros medios tradicionales eran los grandes reyes del mercado publicitario, esas plataformas podían imponer sus normas. Los anunciantes eran conscientes de que, para llegar a audiencias millonarias, no les quedaba más remedio que usar esos canales como vías para conectar con sus potenciales consumidores.

Cuando no hace tantos años la televisión y otros medios tradicionales eran los grandes reyes del mercado publicitario, esas plataformas podían imponer sus normas. Los anunciantes eran conscientes de que, para llegar a audiencias millonarias, no les quedaba más remedio que usar esos canales como vías para conectar con sus potenciales consumidores.

×

Hola!

Haz click en el cuadro de abajo y estaremos contigo en un instante o envíanos un correo a info@oyarcecapital.com

×