Es un escenario de pesadilla que es tristemente familiar para muchos que buscan trabajo en países extranjeros. La esclavitud y la trata de personas son industrias criminales que siguen floreciendo en muchas regiones del mundo.

Estos problemas pueden parecer distantes y abstractos para el consumidor medio de las regiones más desarrolladas, pero es un problema muy real para millones de personas. Muchos productos de venta al por menor pueden rastrearse a través de las cadenas de suministro, vinculando a los consumidores con algunos de los 45 millones de personas de 167 países que, según se informa, están atrapados en la esclavitud moderna.

Larry Cameron, jefe de seguridad de la información de la Anti-Human Trafficking Intelligence Initiative (ATII), Agencia de Inteligencia contra la Trata de Personas en español, compartió con Cointelegraph las preocupaciones relativas al uso emergente de Bitcoin (BTC) y la tecnología Blockchain con fines delictivos.

Señaló que: «Bitcoin se utiliza para pagos de rescates, Deep Web, drogas, armas e incluso tráfico de personas». Cameron explicó que la tecnología digital es «… muy utilizada por el crimen organizado, los hackers y los estafadores para lavar fondos».

Un número de agencias están atacando estos mismos problemas, uniéndose a la tecnología Blockchain como un aliado en la batalla contra el crimen. Informes anteriores han detallado los anuncios de prensa sobre el lanzamiento de un programa para atacar estos problemas de la sociedad. En cooperación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), dirigida por las Naciones Unidas, Diginex lanzó IRIS-SAFER para proteger a los trabajadores migrantes en Hong Kong, con planes de expansión a más regiones.

La Agencia de Inteligencia contra la Trata de Personas rastrea las criptomonedas para combatir la esclavitud de los tiempos modernos

Numerosos programas basados en software, dirigidos directamente a poner fin a la trata de personas, se están uniendo a la lucha. En el Reino Unido, por ejemplo, IBM está trabajando con una organización sin fines de lucro llamada STOP THE TRAFFIK para poner fin a la trata de personas y a la esclavitud moderna mediante el uso de «software de análisis de inteligencia» que rastrea las identidades y ubicaciones de las posibles víctimas y, en última instancia, tiene como objetivo interrumpir los procesos de trata en su origen.

IRIS-SAFER y Emin

Hablando con el jefe de gobierno de Diginex, Mark Blick, compartió dos grandes proyectos que utilizan la plataforma de Diginex para proteger a los trabajadores: los ya mencionados IRIS-SAFER y Emin.

Aunque IRIS-SAFER se centra en trabajar en cooperación con los organismos gubernamentales de las Naciones Unidas y las empresas privadas para establecer y ampliar las prácticas éticas de contratación, Emin es un esfuerzo cooperativo entre Diginex y el Club Mekong, una ONG centrada en la lucha contra la esclavitud moderna. Ambos proyectos entrañan una cooperación a gran escala entre entidades públicas y privadas y el aprovechamiento de la tecnología Blockchain para mejorar la transparencia y el acceso a los datos.

El actual proceso de contratación de trabajadores migrantes está plagado de problemas, explicó Blick. Los métodos tradicionales son «altamente procesados en papel», lentos e ineficientes. Los registros pueden dañarse o perderse fácilmente. Al crear información digital nativa, la facilidad de adquirir y acceder a la información aumenta enormemente para todos los interesados. Blick añadió: «Podemos capturar más información debido a la facilidad de uso de la plataforma».

El ejemplo más evidente de abuso de los trabajadores, señaló Blick, es el cobro de costosos honorarios de contratación por parte de agencias poco éticas. Los trabajadores pueden terminar pagando honorarios de miles de dólares por el privilegio de ser contratados. En muchos casos, estos trabajadores vulnerables deben pedir préstamos de alto interés, que son emitidos por las agencias, para poder pagar los honorarios.

Además, los honorarios de «agradecimiento» son a menudo un regalo esperado: Un trabajador migratorio puede ser obligado a pagar en efectivo a los reclutadores como acto de gratitud por haber asegurado su función. Blick explicó que este tipo de información tiende a pasar desapercibida en la documentación tradicional y no se recogía en los datos anteriores reunidos sobre los honorarios de contratación.

De hecho, esos datos pueden registrarse digitalmente si los participantes en el reclutamiento están dispuestos a distinguirse de los competidores como una opción más segura y fiable. Así pues, pueden crearse corredores seguros para que los trabajadores tomen decisiones informadas sobre su trayectoria laboral. En cuanto a los datos abiertos y transparentes, los trabajadores pueden acceder libremente a ellos para tomar decisiones, dijo Blick:

«Aquí hay corredores donde se cobran grandes honorarios, y aquí hay corredores donde no se cobran grandes honorarios».

De este modo, los trabajadores pueden ser informados para que elijan libremente los corredores óptimos en los que sepan que serán tratados de forma más justa y que no se enfrentarán a costes exorbitantes cobrados por reclutadores poco éticos.

Los trabajadores también son muy vulnerables a la «sustitución de contratos», por la cual los trabajadores terminan en un trabajo diferente que tiene malas condiciones de trabajo y una remuneración más baja. Estos trabajadores pueden quedar atrapados en empleos mal pagados en países extranjeros con deudas aplastantes y medios limitados para volver a casa con seguridad.

Formando parte

El Club del Mekong ofrece una gama de herramientas corporativas para ayudar a las empresas a abordar estos temas. Estas herramientas incluyen presentaciones de expertos en esclavitud moderna, recursos educativos sobre los problemas de la esclavitud moderna y explicaciones detalladas de las aplicaciones y limitaciones de la tecnología Blockchain en la lucha contra la esclavitud moderna.

En un esfuerzo de colaboración entre el Club del Mekong y Diginex, la plataforma de reclutamiento ético de Emin se ha puesto en marcha en varias regiones. Comenzando en Tailandia, el programa se está extendiendo al Medio Oriente, Malasia, Bangladesh y, más recientemente, a Hong Kong. IRIS-SAFER se lanzó en Hong Kong en diciembre de 2019. Diginex está trabajando en Hong Kong, ya que es un destino popular para los trabajadores migrantes, pero también está trabajando con agencias en los países de origen, desde los cuales los trabajadores están migrando.

Las agencias que desean participar y quieren apoyarse en la experiencia de la OIM pueden obtener ayuda para lograr prácticas éticas y pueden «ascender a la cima» frente a sus competidores. Los trabajadores migratorios se benefician de la competencia, encontrando empresas que desean contratar a través de procesos seguros y éticos. Los trabajadores pueden ver fácilmente en quién confiar y qué agencias ofrecen las mejores prácticas. Con IRIS-SAFER, las agencias de contratación pueden demostrar que cumplen con las prácticas éticas de contratación bajo la orientación de los organismos de las Naciones Unidas. Blick añadió:

«Un trabajador migrante en su país de origen puede encontrar trabajo a través de estas agencias éticas y luego viajar a un lugar de trabajo, por ejemplo, una fábrica en otro país», dijo Blick. Los trabajadores podrían evitar tarifas exorbitantes o cambios imprevistos en las condiciones de trabajo o en la remuneración eligiendo agencias de contratación de buena reputación, explicó. Cualquier creación o cambio en los contratos puede ser registrada, rastreada y compartida con las partes interesadas para que puedan ver que las agencias éticas son transparentes y honestas con sus prácticas de contratación.

Startup de Blockchain aporta USD 2.4 millones en fondos públicos para combatir la esclavitud en el sector de los alimentos

Los primeros días

El programa IRIS-SAFER está actualmente en las primeras etapas de despliegue, construyendo relaciones con agencias interesadas en participar en el programa. El proceso actual, explicó Blick, requiere que las agencias de reclutamiento se sometan a un entrenamiento para completar un proceso de certificación que demuestre que están a la altura de las normas éticas de reclutamiento.

Las nuevas agencias se incorporan y luego se comprometen con la plataforma. En este proceso, responden a preguntas sobre cómo tienden a ir en contra de los principios éticos de IRIS y proporcionan documentación para apoyar su autoevaluación.

La OIM de las Naciones Unidas ofrece retroalimentación a lo largo de este proceso para asegurar que se están utilizando prácticas éticas. Blick le dijo a Cointelegraph: «Realmente necesitamos que expertos como la OIM nos guíen para llegar y desplegarnos en tantos países como sea posible». La plataforma IRIS-SAFER permite un compromiso continuo de ida y vuelta entre los organismos participantes y la OIM. Según Blick:

«Le da a las agencias una medida de cómo tienden hacia el objetivo de un reclutamiento ético. En contra de estos principios, ¿cómo le va? ¿Cuáles son sus áreas de fuerza? ¿En qué áreas podrías trabajar para desarrollarlas?»

Hacer lo correcto es bueno para el negocio

Ser un reclutador ético es un «diferenciador de valores», dijo Blick. Un negocio de reclutamiento que pueda demostrar que está siguiendo prácticas éticas atraerá más clientes y disfrutará de un mayor éxito. La plataforma desplegada el año pasado está habilitada por la tecnología Blockchain y hace un seguimiento de los viajes de los trabajadores con todas las agencias de reclutamiento participantes registrando digitalmente la documentación.

Blick cree que, con el tiempo, este sistema conectará toda la información con más interesados potenciales. Las ONG, los departamentos jurídicos, los consulados, las agencias de migración y las Naciones Unidas están tratando de entender cómo las agencias están tendiendo a cuestiones relacionadas con la contratación ética, que luego pueden influir en la legislación y la política. Añadió Blick:

«Se trata de un ecosistema complejo con múltiples interesados que buscan acceder a la información para comprender las tendencias. Todos ellos necesitan acceso a datos confiables con altos grados de integridad… Necesito saber que lo que yo estoy viendo es lo que tú estás viendo».

El Objetivo Final

El resultado final, según Diginex, es mejorar el reclutamiento ético y, por lo tanto, combatir la trata de personas y la esclavitud. Blick continuó:

«Sabemos que podemos usar la tecnología Blockchain para ayudar a impulsar la transparencia en el proceso de reclutamiento ético… Podemos empezar a mejorar las vidas de 40,3 millones de personas afectadas por la esclavitud moderna».

Cuando se le preguntó cómo este ecosistema podría llegar a los minoristas y, en última instancia, a los consumidores, Blick insistió en que el sistema se abrirá camino a través de la cadena de suministro hasta los consumidores. En las primeras etapas, la atención se centra en la protección de los trabajadores.

Blick también se refirió a las primeras etapas de crecimiento y adopción, afirmando que, hasta el momento, «los comentarios al respecto han sido excelentes» en relación con las iniciativas de la empresa. En cuanto a los plazos de expansión, Blick explicó que el objetivo es aumentar la escala y la amplitud tanto como sea posible para hacer crecer la red.

«Estamos trabajando deliberadamente con aquellas personas que sabemos que quieren hacer lo correcto. Tenemos una audiencia muy dispuesta y altamente comprometida que, por razones éticas o competitivas, quiere hacer esto. Tienen el deseo de demostrar que están haciendo lo correcto».

Larry Cameron del ATII reiteró el potencial de las innovaciones de la tecnología Blockchain para cambiar las industrias, enfatizando que la tecnología es aún joven y necesita tiempo para crecer: «Blockchain tiene la capacidad de interrumpir casi todas las industrias. Aún está en sus etapas iniciales pero madurará mucho en la próxima década».

×

Hola!

Haz click en el cuadro de abajo y estaremos contigo en un instante o envíanos un correo a info@oyarcecapital.com

×